image20325

Proyecto “Voz de los Niños”

VoCH (Voice of Children Project) proporcionará a los usuarios un conjunto de características estructuradas en dos componentes: la aplicación móvil y la red global de vigilancia, atención y escucha.

En los últimos 25 años, ha habido una mayor conciencia social sobre la existencia de los problemas asociados con la intimidación y el abuso infantil, el conocido Bullying. Esto ha llevado a procedimientos de denuncia más flexibles que han servido mejor a los niños, la policía y nuestras comunidades en procesos civiles o penales. A pesar de este progreso, la justicia sigue pendiente en muchos casos, ya que un alto porcentaje de niños, jóvenes o testigos no están dispuestos a soportar procedimientos administrativos o el entorno de las comisarías o tribunales.

El acoso, abuso y violencia contra los niños es un problema mundial que ha causado gran preocupación en la comunidad internacional ya que fue el primer ítem en la Agenda 2015 #TODOSlosniños de UNICEF que busca erradicar la violencia contra los niños. UNICEF observa que:

LA VIOLENCIA CONTRA LOS NIÑOS AFECTA A CADA PAÍS Y A CADA COMUNIDAD; DE HECHO, CASI 1000 MILLONES DE MENORES DE 15 AÑOS SUFREN CASTIGO FÍSICO CON FRECUENCIA, Y UN 25% DE LAS NIÑAS CON EDADES COMPRENDIDAS ENTRE 15 Y 19 AÑOS REPORTAN VIOLENCIA FÍSICA... /... DESDE QUE LA VIOLENCIA CONTRA NIÑOS ES UN PROBLEMA GLOBAL, INVERTIR EN PROTECCIÓN DE LA VIOLENCIA, LA EXPLOTACIÓN Y EL ABUSO DEBE REPRESENTAR UNA PRIORIDAD GLOBAL".

Consciente de la dura realidad del problema y buscando la implementación de la idea concebida por Sofía Carmona, la Fundación Arcadia está decidida a contribuir activamente a las acciones que ayudarían a minimizar su naturaleza en crecimiento. Para lograr esto, se embarcó en el diseño y desarrollo del proyecto Voice of the Children (VoCH) como una herramienta para ayudar y apoyar a los niños, sus familias, los funcionarios escolares, las fuerzas del orden público y la judicatura.

El proyecto VoCH fue creado bajo un doble propósito. En primer lugar, contribuye a reducir la incidencia de acoso, abuso y violencia cometidos contra niños y adolescentes en todo el mundo. En segundo lugar, ofrece una mano amiga para brindar asistencia psicológica, social y legal a las víctimas y sus familias.