Cada día crece más la lista de funcionarios venezolanos sancionados por la comunidad internacional, por atentar contra los Derechos Humanos del pueblo venezolano.