Sin duda, la comunidad internacional, es decir, los Estados y las organizaciones internacionales en particular, tiene el derecho de expresar su preocupación y de adoptar medidas unilaterales para presionar a las dictaduras para que respeten el orden jurídico interno, especialmente, los derechos humanos de todos, sin distinción y, para que permita a los ciudadanos expresarse libremente en elecciones justas, transparentes, confiables, que les dejen decidir su destino.

El mundo, como nunca antes, sigue de cerca la situación política venezolana, las violaciones de los derechos humanos, los graves hechos de corrupción que han quebrado la sociedad venezolana, en fin, sobre la catástrofe humanitaria que nos afecta.

Todos esperan que las medidas, selectivas en gran medida, aunque algunas se refieren al poder militar y al armamento para reprimir a la sociedad que protesta libre y pacíficamente,  adoptadas por la Unión Europea el pasado 22 de enero, así como las antes adoptadas por Estados Unidos y Canadá contribuyan con el retorno a la democracia en el país, para que los millones de venezolanos que se han visto forzados por la persecución o por el hambre o la inseguridad a dejar el país regresen para reconstruirlo, un legado a las nuevas generaciones que buscarán el porvenir dentro de nuestras fronteras.

Información de contacto

P.O. Box 9675
Washington, DC 20016
+1 (202) 747-0876
info@arcadiafoundation.org

3 months ago
Fundación Arcadia: Hijos de venezolanos nacidos en el exterior pueden optar al TPS en los EE.UU. https://t.co/Lwihze8r9P
SiteLock

Copyright 2007-2020 FUNDACIÓN ARCADIA ©  Todos los derechos reservados

Share This