La hondureña que detiene el tiempo como estatua en España

Cortesía de El Heraldo: [https://www.elheraldo.hn/minisitios/hondurenosenelmundo/1328982-471/hondure%C3%B1a-estatua-madrid-espa%C3%B1a]

Octubre 28 del 2019

 

MADRID, ESPAÑA.- Dania lleva 25 minutos inmóvil. Cuelga de la mano izquierda de un aterrador extraterrestre, pero en 1,500 segundos no ha movido ni un músculo; no ha parpadeado. Una de las cientos de personas que caminan por la histórica plaza Puerta del Sol en Madrid se detiene y le pide una foto.

Con su rostro cubierto de pintura y con una mirada firme, la joven de 28 años y licenciada en Educación Primaria posa para la instantánea. Para esta chica originaria de La Paz, occidente de Honduras, el tiempo se detiene cada vez que asume su papel de estatua humana en la concurrida plaza madrileña.

Y cuando la lluvia cae, Dania cuenta que su trabajo se paraliza debido a que lo hace a la intemperie. Desde hace un año y medio de su llegada al país europeo, da a conocer su talento en el arte callejero que sorprende a muchas personas.

¿Por qué una estatua viviente?

Dania Sarahí Méndez Flores era una extranjera recién llegada con ánimos de conocer Madrid. Salió en busca de distracción acompañada de un amigo sin imaginar que ese día tendría la propuesta que le permitiría sostenerse economicamente en dicho país hasta la actualidad.

Al pasar por una de las plazas madrileñas más famosas, la hondureña se sorprendió al ver a unos artistas que podían permanecer de manera estática por tanto tiempo. La curiosidad llegó a ella.

“¡¿Cómo lo hacen?!”, se preguntó. Su amigo, también intrigado, se acercó a los chicos para felicitarlos por su trabajo y, de paso, conversó con ellos para conseguirle una oportunidad de trabajo para ella.

Llena de ilusiones, Dania comenzó al día siguiente a trabajar en la Puerta del Sol como una estatua humana para llevar el sustento a su hogar.

En conversación con EL HERALDO, la hondureña contó la travesía que ha vivido desde ese día hasta la actualidad. Inició con estatuas vivientes algo sencillas por su inexperiencia. Sin embargo, al tiempo siguió con estructuras más complejas. Desde entonces se ha llevado la admiración del público por su talento.

“A mí me han dicho que parezco una muñeca”, manifestó Dania, ya que puede durar hasta 25 minutos sin parpadear sus ojos.

En sus días libres, Dania aprovecha el tiempo para viajar o platicar con sus amigos y conocidos, o simplemente disfruta de una buena película en cama.

Público(800x600)

Muchas personas se sorprenden al ver cómo esta joven mantiene su postura estática durante varias horas. Foto: Dania Mendez.

Retos cumplidos

Todas las mañanas sale en busca de nuevas oportunidades con el anhelo de poder cumplir los tres años de requisito que exige el gobierno de España para otorgar el estatus legal.

En tanto llega el momento, se gana la vida diariamente haciendo figuras de estatua viviente. Al principio fue duro: aguantar el fuerte sol y los movimientos involuntarios debido a la poca experiencia.

Un reto superado fue al realizar la estatua del alien, pues logró superar un récord de diez horas permaneciendo estática. Entre tantos latinoamericanos -colombianos, venezolanos, guatemaltecos y peruanos- que se dedican al arte callejero en la Puerta del Sol, la hondureño se mantuvo inmóvil durante 600 minutos.

“Mis compañeros me preguntaban si es que estaba quedando loca, que nadie lo había logrado”, recalcó.

De igual forma, Dania aseguró que realizar estos trabajos requieren de mucha concentración y destreza que para poder desarrollar estas figuras por varias horas “es más que todo un reto psicológico”. Las personas deben saber que hay que prepararse física y mentalmente para desempeñar un buen rol.

Con su arte ha recorrido varios lugares de España. En ferias o a las orillas de las playas se exhibe como estatua viviente, desde la ciudad turística de San Sebastian Donastia hasta llegar a la feria de Bayona en Francia.

Untitled design (50).10(800x600)

El alien ha sido uno de los retos más complejos que ha tenido durante su desempeño como estatua viviente. Sin embargo, logró un récord de soportar diez horas sin bajarse de la estructura. Foto: Dania Mendez.

Anhelos

Aunque disfruta el estatuismo, Dania desea establecerse de manera legal en España para aspirar a otro trabajo. “Mi mayor sueño es poder trabajar en una tienda de zapatillas de marca”, manifestó muy efusiva, ya que en su antiguo trabajo en Honduras se dedicaba a ser vendedora en una tienda.

Y, aunque consiga un mejor empleo, el arte callejero no quedará en el olvido. Siempre quiere hacerlo en su tiempo libre.

“La Puerta del Sol para mí es un pasatiempo, sí me gusta el arte de la calle, es un trabajo muy bueno y muy rentable, yo le platicaba a mi mejor amigo que cuando yo me vaya (a otro trabajo) pienso regresar a Sol pero no como visita, sino a subirme a las estructuras”, agregó.

Sacrificios

Dania -la menor de cinco hermanos- cuenta que tener buenos amigos en Madrid le ha ayudado a soportar el vacío sentido al no poder estar con su familia y pasar momentos especiales.

Con un tono triste, la hondureña reveló que su momento más difícil fue vivir la pérdida de su padre encontrándose lejos de casa.

“Es un impotencia muy grande, yo no se la deseo a ninguna de las personas que están aquí en Madrid, es un dolor y una impotencia el no poder hacer nada, que lo único que le consuela saber es ver una foto o un video de aquel último adiós”, expresó.

Migración de hondureños

Uno de las decisiones más difíciles para Dania fue salir de Honduras.

“Si quieren viajar para sacar adelante a su familia pues que luchen y se sacrifiquen, aquí todo es distinto, uno se adapta a las circunstancias y a la vida de aquí, es una vida acelerada, no hay vida social, ni tiempo para hablar con la familia”, explicó.

De acuerdo a las estadísticas, más de 100 mil hondureños radican en España, según el Instituto Nacional de Estadística de ese país.

Tres de cada cuatro son mujeres y, en su mayoría, estas hondureñas ejecutan labores doméstica y de limpieza, así como el cuidado de niños y adultos mayores, oficios que contrastan con el arte callejero de Dania.

Dania está decidida a viajar a Honduras una vez obtenga sus documentos. Quiere visitar a su familia y, principalmente, despedirse de su padre. “Lo que a uno le da fuerza es saber que va poder regresar algún día y poder, por lo menos, ir al cementerio a dejarle una flor”.

Información de contacto

P.O. Box 9675
Washington, DC 20016
+1 (202) 747-0876
info@arcadiafoundation.org

5 months ago
Arcadia Foundation exige a Bachelet que incluya el asesinato de Acosta Arévalo en el informe del #5Jul https://t.co/FWyFuj3oPZ
SiteLock

Copyright 2007-2017 FUNDACIÓN ARCADIA ©  Todos los derechos reservados

Share This