Hondureños en Washington: “más bien aportamos a EE.UU.

[Cortesía de El País:http://www.elpais.hn/2018/05/08/hondurenos-washington-mas-bien-aportamos-ee-uu/]

Mayo 08/2018

 

WASHINGTON. Al acusar al presidente Donald Trump de “odio” y “racismo” contra los lati­nos, decenas de activistas y “tepe­sianos” hondureños que perderán su protección temporal en 2020, afirmaron frente a la Casa Blanca que llevarán su lucha a las urnas y al Congreso, para exigir una lega­lización permanente.

Activistas cívicos y sindica­listas acompañaron durante una protesta frente a la Casa Blanca a decenas de “tepesianos” hondu­reños, entre ellos Santos Reyes y Virgilio Alemán, que condena­ron la cancelación del programa de “Estatus de Protección Tempo­ral” (TPS) para unos 57,000 hon­dureños.

Durante la protesta frente a la Casa Blanca, tanto los activistas como los beneficiarios del TPS aseguraron que Honduras no es­tá en condiciones para aceptar la deportación masiva de los “tepe­sianos” hondureños y que, en to­do caso, la anulación del TPS es, sobre todo, una manifestación del “racismo” de la administra­ción Trump.

Santos Reyes, de 63 años, tra­baja en una empresa de limpieza y lleva más de 20 años en Virginia. A su criterio Trump odia a los lati­nos y los desecha pese al enorme aporte que dan a la economía de Estados Unidos.

Por su parte, Virgilio Alemán, de 84 años, lleva 23 años en Virgi­nia, afirmó que “no es posible que nos manden a nuestro país, por­que allí las cosas están muy mal”.

Mardoel Hernández, envió un mensaje directo a Trump: “somos personas de bien y estamos exi­giendo que nos dé la oportunidad de permanecer en este país. No­sotros trabajamos duro, pagamos impuestos para ayudar a que se re­cuperara la economía acá”.

“Estamos pidiendo al Congre­so que apruebe una ley que nos dé la residencia y una vía hacia la ciu­dadanía”, precisó Hernández, ac­tivista de “Alianza Nacional del TPS”, con 40 comités a nivel na­cional.

En la actualidad, hay varios proyectos de ley para legalizar a los “tepesianos”, pero ninguno ha tenido siquiera fecha para un de­bate.

Al destacar las contribuciones de los “tepesianos” a la economía local y nacional, Gustavo Torres, presidente de “Casa en Acción”, señaló que se trata de personas que trabajan duro, han compra­do casas y establecido negocios, y tienen hijos nacidos en Estados Unidos.

Torres condenó que la Admi­nistración Trump se prepare para la eventual deportación de 57,000 personas a “un país que está en cri­sis, tal vez la crisis más grande, po­lítica y económica desde el 2009”.

Torres explicó a este diario que grupos como el suyo realizaron la protesta frente a la Casa Blanca porque el caos actual se debe a la política migratoria de Trump, que al desmantelar DACA y el TPS es­tá afectando la vida de más de un millón de personas.

Torres añadió que centrarán su lucha próximamente en la movi­lización de los votantes hispanos de cara a los comicios del próxi­mo 6 de noviembre, y campañas de presión ante el Congreso pa­ra que apruebe una reforma mi­gratoria.

En la actualidad, hay varios proyectos de ley para legalizar a los “tepesianos”, pero ninguno ha tenido siquiera fecha para un de­bate.

Abel Núñez, presidente de “CARECEN” en Washington, se­ñaló que los más de 320,000 in­migrantes que tienen protección del TPS, ahora bajo ataque de la Administración Trump que lo ha venido desmantelando desde el año pasado, tienen en su conjun­to unos 275,000 niños nacidos en EEUU, y sus empleadores tam­bién dependen de ellos.

Tan sólo en el área de la capi­tal estadounidenses, los “tepesia­nos” conforman el 20% del sector de construcción, y las autoridades debieron pensar en el efecto de­vastadora de cancelar el TPS pa­ra la economía local, dijo Núñez.

Información de contacto

P.O. Box 9675
Washington, DC 20016
+1 (202) 747-0876
info@arcadiafoundation.org

SiteLock

Copyright 2007-2020 FUNDACIÓN ARCADIA ©  Todos los derechos reservados

Share This