La lucha por la democracia, su promoción y fortalecimiento, como un derecho humano individual y colectivo, único espacio en el que además se pueden ejercer todos los derechos humanos, fue nuestra constante este Año 2017, un Año de avances, es cierto, aunque no exento de dificultades, ante la actitud de algunos gobiernos de detener su impulso.