La preocupación es alta y las economías a nivel mundial se mantienen en medio de la incertidumbre por las decisiones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.