Tras denunciar una posible participación de la compañía Cable Color en el tráfico gris de llamadas en aparente confabulación con Hondutel, el vicepresidente de la Fundación Arcadia, Robert Carmona-Borjas, reveló que la empresa Inversiones Chicas, Inverchicas, propiedad del gerente de Hondutel, Marcelo Chimirri, recibió millonarias y sospechosas transferencias de dos empresas de telecomunicaciones de Estados Unidos.