Xiomara Castro de Zelaya, exoneró unos días la luz y perdona la corrupción para siempre

Xiomara Castro de Zelaya, exoneró unos días la luz y perdona la corrupción para siempre

La esposa de Manuela Zelaya cumplió 100 días en la presidencia de Honduras, el país que ha sido tipificado como “narcoestado” en una corte de Estados Unidos. Juan Orlando Hernández, su antecesor, fue extraditado recientemente a Estados Unidos por narcotráfico, y en la fila está el exjefe de la policía, Juan Carlos Bonilla. “Tony” Hernández, hermano del exmandatario, ya cumple cadena perpetua por el mismo delito.

Aupada por los socialistas del siglo XXI, Castro quebró la hegemonía de los partidos históricos, a los que acusa de dejar una deuda pública de 17.000 millones de dólares, con la promesa de instaurar un socialismo democrático y antineoliberal. Su gobierno cuenta con el respaldo del gobierno de Biden, que no ha querido mover las aguas y preguntar si Manuel Zelaya sigue siendo un empleado del gobierno de Venezuela. Es directivo de Petrocaribe, una filial de Pdvsa.

Castro-Zelaya le ha prometido a la Casa Blanca “Detener o reducir drásticamente tanto la migración irregular como el flujo de drogas a través del territorio hondureño”.

Sin embargo, la ex senadora colombiana Piedad Córdoba que fue detenida en el aeropuerto de Tegucigalpa por no declarar 68.000 dólares que llevaba en efectivo y que fue detenida “para investigaciones”, fue liberada a las pocas horas, “aunque no pudo justificar o demostrar el origen del dinero”. A Córdoba se le conocía en entre los jefes de la guerrilla de la FARC como Teodora y se le ha vinculado con los “negocios” de Alex Saab, preso en Estados Unidos por blanqueo de dinero y financiamiento del terrorismo. Cordoba agradeció al gobierno hondureño por hacer valer el “debido proceso”.

Gustavo Petro, también ajustado al debido proceso electoral, se desentendió de la senadora electa en marzo como parte de su campaña. Le dijo que se apartara hasta que resolviera sus problemas con la justicia colombiana e internacional. Durante el Gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), fue una suerte de mediadora con la extinta guerrilla de las FARC en los casos de secuestros. Un antiguo asesor de comunicaciones la acusa ahora ante la Fiscalía de haber aprovechado su cercanía con el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela para aconsejar a los rebeldes y manipular con motivaciones políticas los tiempos de liberación de los secuestrados.

Esta captura de pantalla publicada por la cuenta oficial de Twitter de la Viceministra de Seguridad de Honduras
Captura de pantalla publicada por la cuenta oficial de Twitter de la viceministra de Seguridad de Honduras, Semma Julissa Villanueva (derecha), muestra a Villanueva midiendo la presión arterial de la senadora electa colombiana piedad Córdoba en la sede de la Fiscalía General en Tegucigalpa el 26 de mayo de 2022.

administrator

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.